Logo fexQuality

fexQuality

Ing. Rubén E. Marín y Asociados

fexQuality - Acceso UsuarioAcceso Usuarios
Imagen: Día Mundial de Normalización 2017: “Las normas hacen que las ciudades sean más inteligentes”

Día Mundial de Normalización 2017: “Las normas hacen que las ciudades sean más inteligentes”

fexQuality

17-10-2017

El 14 de Octubre se celebra el Día Mundial de Normalización, el cual, en este año 2017, se rige por el lema “Las normas hacen que las ciudades sean más inteligentes”.

Las ciudades siempre han sido consideradas origen de innovación, reformas sociales, adaptación, expansión económica y desarrollo cultural. Con el objetivo de adaptación y unificación de las ciudades, las normas se han ido convirtiendo en grandes aliadas en este camino de logro de la calidad, la seguridad y la protección del medio ambiente, entre otras cuestiones, que caracterizan a las ya conocidas Smart Cities.

A modo de recordatorio, podemos definir a las ciudades inteligentes como aquella visión holística de una ciudad que en el camino de mejora de la calidad de la vida y la accesibilidad de sus ciudadanos aplican las tecnologías de la información (TIC), asegurando un desarrollo sostenible tanto económico, como social y ambiental, orientado a la mejora continua.

En este ámbito, la familia de las normas orientadas a las Smart Cities ha ido ampliándose y creciendo con la finalidad de abarcar temas como los edificios energéticamente eficientes, el transporte, la gestión de recursos esenciales como el agua o la electricidad, así como también la gestión de residuos o de la seguridad de la información.

En el Día Mundial de Normalización de este año 2017, las Smart Cities van a cobrar una mayor importancia al convertirse en el punto central de dicha celebración. De este modo, las actividades de este Día Mundial de Normalización se van a llevar a cabo bajo el lema “Las Normas hacen que las ciudades sean más inteligentes”.

Normalización

Aunque las normas tienen presencia en la mayor parte de las actividades que llevan a cabo los consumidores con una frecuencia diaria, suele ser desconocido el alcance de estos documentos técnicos. Podemos definir a las normas como aquellos acuerdos que incluyen las distintas especificaciones técnicas y criterios precisos con el objetivo de que sean utilizados como reglas, guías o definiciones de características asegurando que los diferentes materiales, productos, procesos y servicios cumplen con su objetivo.

Actividades tan sencillas como calentar la comida en un microondas o encender un ordenador movilizan un conjunto de acontecimientos invisibles para los consumidores de estos productos, pero que resultan indispensables para que cada herramienta desarrolle su función. Dichos sucesos están regidos por una serie de reglas y especificaciones que facilitan a sus fabricantes a diseñar productos seguros para el consumidor y el medio ambiente.

Las normas son desarrolladas en un marco de proceso abierto para que cualquier profesional de diferente sector de actividad, incluyendo a los consumidores, pueda expresar su visión del producto o servicio pudiéndose tener en consideración.

De esta manera, las normas aportan numerosos beneficios tanto a los consumidores como a las empresas y gobiernos:

Beneficios para los consumidores

La normalización aporta a los consumidores confianza en la calidad y en el desempeño de los distintos productos y servicios que consumen. Si dichos productos y servicios se encuentran regulados por las normas, esto supone un respaldo de calidad y seguridad. Un ejemplo de esto es la compatibilidad universal de las tarjetas de crédito a nivel mundial. Otro ejemplo de uso y aplicación de las normas son el ámbito de la seguridad vial o el embalaje de productos médicos.

Beneficios para las empresas

La normalización permite el alineamiento estratégico en las organizaciones con el objetivo de afrontar todo tipo de desafíos en el negocio. Se garantiza de esta manera que las operaciones empresariales son lo más eficientes posibles, incrementando la productividad y colaborando en el acceso a nuevos mercados. Por otro lado, favorece la reducción de costes mediante sistemas y procesos mejorados, disminuyendo el impacto en el medio ambiente y aumentado la satisfacción de los clientes a través de mejoras en áreas como la calidad, la seguridad y los procesos.

Beneficios para los gobiernos

Las normas suponen un favor clave para las entidades públicas en el desarrollo de sus políticas. Ofrecen un respaldo para sus políticas a través de las opiniones de expertos sin ser necesario solicitar los servicios de manera directa. Al implementar las distintas normas se garantiza la aplicación de los distintos requisitos y unifica los criterios con el resto de entidades de todo el mundo, facilitando el movimiento de bienes, servicios y tecnología entre los países.

Fuente: ISOTOOLS